Cosas que debes saber sobre el Arco Minero del Orinoco

arco minero ndel  orinoco
Arco Minero del Orinoco. Extraido de diario venezolano Ultima Noticias
A traves de este articulo queremos ofrecer algunos datos sobre la explotación del Arco Minero del Orinoco que es importante conocer sobre este proceso, el cual ya lleva mas de dos años de haber comenzado


Marco Juridico
  • 24 de Febrero de 2016. Decreto Nº 2.248, Gaceta Oficial N° 40.855. Creación de la “Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco”. Este decreto se enmarca según lo establecido en la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socioproductivo de la Patria. Esta Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco tiene una superficie de 111.843,70 km². Comprende zonas en el Estado Bolívar, Delta Amacuro y Amazonas, adyacente a todo el río Orinoco.
    • Minerales a Explotar: Bauxita, Cobre, Coltán, Diamantes, Hierro, Oro, entre otros.
  • En el acto de proclamación del decreto, el presidente Nicolás Maduro invitó a 150 empresas nacionales y transnacionales a firmar memorándums para la exploración, certificación y explotación de los recursos minerales. En agosto de 2016, cuando Roberto Mirabal estaba al frente del Ministerio de Desarrollo Minero Ecológico, se suscribieron cartas de compromiso y memorandos de entendimiento con 13 empresas, de las cuales 5 son venezolanas y 8 extranjeras.
  • A finales del 2017. El ministro de Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Hugo Cano, anunció que un total de 6,5 toneladas de oro han sido extraídos durante el 2017 del AMO y que las mismas se encuentran en las bóvedas del Banco Central de Venezuela (BCV).
  • La nueva ley Ley del Régimen Tributario para el Desarrollo del AMO, aprobada por la Asamblea Constituyente, establece en su Artículo 6 que el presidente tiene la potestad de exonerar total o parcialmente el cobro de ISLR a los sujetos que intervienen en el A.M.O, o como lo expresa la propia reglamentación “… a los enriquecimientos netos anuales de fuente territorial obtenidos de la venta de oro al Banco Central de Venezuela o a los sujetos que éste autorice…”[2]
  • El derecho a la consulta previa. Este último, está contemplado en convenios internacionales de la organización Internacional del Trabajo (OIT), agencia especializada de la ONU. La consulta previa se ha convertido en uno de los derechos adquiridos más importantes de los pueblos indígenas, y en una de las bases jurídicas más sólidas para enfrentar los proyectos extractivistas. Es por ello, que las transnacionales mineras o compañías nacionales vienen desarrollando: 1) campañas publicitarias sobre una nueva minería ecológicamente sustentable, no contaminante y de un supuesto desarrollo y prosperidad económica para la nación que nunca se termina concretando; y 2) prebendas asistencialistas hacia las poblaciones cercanas a la explotación minera. Esta campaña la vienen desarrollando sistemáticamente, y generan todo un lobby internacional con institutos de investigación para ganar credibilidad en la opinión pública[3].
  • Gold Reserve afirma, en una nota del mes de septiembre de 2017, que hubo una reacción positiva por parte de los indígenas, pequeños mineros y comunidades posterior a las reuniones realizadas. Sin embargo, nada se menciona sobre las fechas de estos encuentros, los miembros de las comunidades y/o etnias involucradas, ni hay acuerdos auditables de esas actividades. En contraste, a la fecha, las instituciones estatales hacen caso omiso de los pronunciamientos de cuestionamiento al A.M.O por parte de las organizaciones ORPIA, COIAM, Kuyujani (agrupa 49 comunidades Sanema y Ye’kwana), y de comunidades indígenas de etnias Pemones, E’Ñepa, entre otras. [3]
  • El 31 de Mayo del 2016, colectivos e individualidades, redactaron y firmaron un Recurso de Nulidad ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la cual fue admitido por este el 21 de Junio del 2016. Esta de sobra mencionar que no hubo respuesta de ningun tipo por el TSJ ante la demanda.
Pueblos indigenas
  • Los más directamente afectados son los pueblos indígenas que desde tiempos ancestrales ocupan el territorio intervenido, así como los ecosistemas de interés mundial, pues el Arco Minero del Orinoco es parte de la Amazonia. Las 16 etnias afectadas temen que el fomento del extractivismo obstaculice su lucha por la propiedad de sus tierras. Por lo pronto, un grupo de aguerridos pemones logró paralizar la construcción de una planta de cianuración.La deforestación y el uso del mercurio en la actividad minera que se continúa desarrollando caóticamente causan estragos ambientales y violan el derecho a la tierra de 198 comunidades indígenas el auge de la delincuencia organizada en los pueblos del sur del estado Bolívar ha sido directamente proporcional al abandono estatal de la zona. Los jefes de las bandas criminales imponen el terror con métodos de violencia extrema  y han convertido el negocio minero en una red hamponil que subyuga y corrompe a todos.
Sindicatos
  • Sindicatos en los pueblos mineros: tales organizaciones nada tienen que ver con reivindicaciones laborales o la defensa de los derechos de los trabajadores, pues, en realidad, se trata de bandas armadas que se aprovecharon del caos y la ausencia de autoridad estatal en la zona para construir allí sus guaridas.
  • Las Brigadas Socialistas Mineras son grupos de mineros que se asocian con la Corporación Venezolana de Minería para la explotación del oro a pequeña escala. Obtienen un derecho para explotar minerales en un área que en total suma 25 hectáreas del sector Nacupay, de El Callao, se señala en la resolución que las creó, a pesar de que algunas están ubicadas en el sector La Ramona. Están obligadas a vender al Banco Central de Venezuela el oro y demás minerales que produzcan.
Impacto ambiental
  • La legislación venezolana establece que toda actividad minera debe estar sustentada en un previo estudio de impacto ambiental y sociocultural, lo cual no se ha cumplido en ninguno de los proyectos del Arco Minero del Orinoco. La creación de una Zona de Desarrollo Estratégico Nacional, en febrero de 2016, con el propósito de ordenar la actividad minera en los pueblos del sur del estado Bolívar no ha detenido los estragos ambientales. En un lapso de cuatro meses, entre diciembre de 2016 y abril de 2017, se deforestaron aproximadamente 200 hectáreas en el territorio asignado a la empresa mixta Siembra Minera.
  • La destrucción de los bosques y la contaminación del suelo, aire y agua por uso de mercurio se han extendido hasta el Parque Nacional Canaima, a pesar de que se trata de un área protegida por la normativa legal vigente.
  • Gracias a las imagenes satelitales por parte de la NASA, se precisa que la extensión de deforestación es de 1058 Km2 para el 2014, lo que equivale a 141000 canchas de futbol.
  • Utilización de Mercurio en la mineria: el decreto presidencial que prohíbe el uso de mercurio en la minería es letra muerta. Los primeros 3.932,10 kilogramos de oro que habrían sido extraídos del Arco Minero del Orinoco y depositados en el Banco Central de Venezuela no son “ecológicos”, como asegura el gobierno, pues se produjeron aplicando la sustancia tóxica y sin las más mínimas medidas de protección a las personas y al medio ambiente. A pesar de los esfuerzos por organizar a los pequeños mineros del sector La Ramona, en El Callao, ellos mismos confirman que nada ha cambiado en su forma de trabajar, excepto los mayores riesgos que implica la consolidación de las bandas criminales que operan en la zona.
  • La expansión de la actividad minera, a pequeña escala y apostando al desarrollo de grandes proyectos, representa un riesgo latente al acceso al agua potable por parte de los venezolanos. En primer lugar, porque todo tipo de minería contamina las aguas superficiales y subterráneas circundantes a la actividad extractiva, sea a pequeña escala vertiendo barros contaminados de mercurio en los afluentes cercanos, o a mediana o gran escala mediante los terribles accidentes de presas de colas en minas, que implican derrames de millones de litros de desechos, o la generación de Drenajes Ácidos de Minas [4].
  • la minería a cualquier escala implica un uso desmedido del agua. Solo en la mina puede emplear 9 millones de litros de agua diarios; cifra alarmante cuando se toma en cuenta que una familia de 4 personas requiere 200 litros de agua potable por día para cumplir con todas sus necesidades [4].
Sobre la Gold Reserve:
  • En apenas un año el patrimonio de la compañía canadiense aumentó 114%. Durante los últimos 25 años la empresa canadiense Gold Reserve, Inc. ha vivido y sobrevivido a la expectativa de sus negocios con Venezuela. En 2008 fue expulsada del país, seis años después ganó una demanda por daños y perjuicios calculados en 769 millones de dólares, que interpuso ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), y ahora regresa como socia del Estado venezolano para desarrollar el proyecto más ambicioso del Arco Minero del Orinoco. Son 18.950 hectáreas en cuyo subsuelo existen más de 10 millones de onzas de oro y 1,5 millardos de libras de cobre, según cálculos de la propia Gold Reserve que exploró el área durante más de tres lustros.El ministro de Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino, informaó que las negociaciones con Gold Reserve incluían un mayor endeudamiento de Venezuela con la compañía canadiense, específicamente un préstamo de 2 millardos de dólares; así como la responsabilidad compartida entre ambas partes a efectos de obtener otros 2,1 millardos de dólares para financiar la exploración y explotación de Las Brisas-Las Cristinas. En el transcurso de las negociaciones, Venezuela acordó adelantar un desembolso de 110,2 millones de dólares.A diferencia de los beneficios inmediatos que ha obtenido Gold Reserve, el Estado venezolano solo ha aumentado sus obligaciones con la compañía canadiense, hasta el extremo de garantizarle pagos con bonos de la deuda venezolana. A un año de la firma del primer convenio entre Gold Reserve y el Estado venezolano, las mayores ventajas están del lado de la empresa canadiense.
  • La Empresa Mixta Minera Ecosocialista Parguaza, S.A. La empresa autorizada para explotar coltán y cualquier otro mineral que encuentre en la extensión de 10.201 hectáreas que le fue asignada no está inscrita en el Registro Nacional de Contratistas, a pesar de que es un requisito para hacer negocios con el Estado venezolano.

 


[1]Dorixa Monsale y Anaís López. Ruta del Extractivismo Minero en Venezuela (2014-2017). Febrero 2018

[2]Andrea Pacheco. Régimen Tributario para el Desarrollo del AMO y sus consecuencias en la Soberanía Nacional. Febrero 2018

[3]Emma Salazar y César Romero. Violación al derecho de información en el caso del Arco Minero. Una reflexión inicial. Febrero 2018

[4]Obersvatorio de Ecología política de Venezuela. Sin luz ni agua. El Arco Minero y las presidenciales

Se resumió parte de la información publicada en la pagina web Arco Minero del Orinoco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .