Cuento Piapoco: El Castigo de la Danta

piapoco
hombre piapoco con artesania. extraida del blogspot piapoco

Son un pueblo indígena que habita en diferentes localidades entre el río Meta y el río Guaviare, en los departamento colombianos de Meta y Vichada y en las riberas del Orinoco, en el estado de Amazonas (Venezuela). Son más de cuatro mil personas y hablan un idioma de la Familia Arawak.


En el origen del mundo, antes de la existencia del piapoco, del criollo y del pescado, sólo vivían en la selva dantas, pájaros, bachacos y otros pocos animales.

Danta tenía por mujer a su hiia. Siempre Danta salía a buscar comida y aunque encontraba nunca le traía a su mujer, bajo la excusa de que no había bachacos. Todos los días era lo mismo. Ella le preparaba el casabe fresco; él se lo llevaba y en la tarde regresaba sin casabe y sin bachacos.

La esposa estaba flaca y triste. Una mañana le dijo el marido:

–Prepárame  casabe fresco para ir a buscar al bachaco”.

Ella tendió el casabe, lo arregló. El lo cogió y se fue.

Por esos días al guanaguanari [1] se le había muerto el padre. Llorando bajaba por el río con una canastilla donde traía los restos.

–Aaaaah  Aaaah –lloraba el guanaguanari.

–¡Caramba! ¿Qué le pasa al guanaguanari?” pensaba la Danta.

–“Bueno, bueno, sobrino, ¿adónde va?” –le preguntó.

–Venimos del río arriba porque se murió mi papá.

–¡Ah caramba! Se murió entonces mi cuña’o [2]. Dijo la Danta.

 

Se despidieron. Los guanaguanaris volaban lejos río abajo para depositar el cuerpo del padre. Danta iba a la orilla a ver donde lo dejaban.

Los guanaguanaris llegaron a un barranco alto. Levantaron una trojita, encima de ella colocaron la pequeña cesta donde estaba el padre muerto.

Danta los observaba. Cuando se fueron, comenzó a comerse los restos. Dejó suficiente para el otro día y regresó a su casa.

–¿Qué  me trajiste? –preguntó la esposa.

–¿Qué te voy a traer si no hay nada en el monte?

Al día siguiente Danta se llevó casabe fresco para terminar de comerse al padre del guanaguanaru. En eso, se le presentó a Ia esposa el Dios-de-las-dantas y le preguntó:

–Hija, ¿por qué estás tan tiste y tan flaca?

–Mi  marido me hace trabajar mucho y no me da comida buena. Todos los días le preparo el casabe fresco y no me trae bachacos.

–Yo voy a vigilar a Danta para ver qué Ie sucede con la cacería. Y se fue por los aires convertido en picaflor.

Desde el aire divisó a Danta y hacia donde se dirigía. Vio la cesta con los despojos del padre de guanaguanari. Se le adelantó, cogió la canastilla y levantó vuelo de nuevo. Danta, al no encontrar nada, regresó triste con el casabe completo.

Ya en Ia casa su esposa le contó lo sucedido con el Dios- de-las-dantas. Este comprendió el castigo y desde entonces comparte con ella toda la comida.

 

[1] pequeños pájaros parecidos al colibrí

[2] cuñado está utilizado aquí como término afectivo y no, de parentesco.

 

 

Siempre hago la salvedad de recordar que estos son cuentos en su mayoría transcritos y traducidos por misioneros, en este sentido, sus traducciones son guiadas por sus lenguas autóctonas y sus cosmovisiones –principalmente religiosas– por lo tanto, puede que se hayan modificado la semántica, sintaxis y gramática de los cuentos, mitos y/o leyendas autóctonas. No obstante, esto no hace que pierdan su valor original como fuente etnográfica y artística.

 


Del libro Cuentos Indígenas venezolanos de Lubio Carcozi. Publicado por la Universidad de Los Andes, pp.29. Extraida de: Fray Cesáreo de Armellada y Carmela Bentivenga de Napolitano. (1980). Literatura indigena venezolana. Caracas: Monte Avila Editores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.