Entre la ciudad y el pueblo

En estos momentos de mi vida estoy trabajando y viviendo en un pueblo Dell interior de Venezuela. Este cambio de escenario en mi vida me ha permitido presenciar los cambios tan drásticos qué tiene las urbes en contraposición a los pueblos

En las ciencias sociales se ha estudiado desde distintas perspectivas la dicotomía ciudad rural. En la cual la ciudad representa lo moderno lo desarrollado el futuro y la segunda representa el pasado los subdesarrollados y lo desactualizado.

Esta dicotomía permea hasta la percepción de los habitantes que se desenvuelven en estos espacios por ejemplo se tiende a relacionar a los y las pueblerinos cómo personas brutas ignorantes e incapaces de lograr el avance de su población. HeObservado como las personas tanto de la ciudad como del pueblo interiorizan está subjetividades por ejemplo las personas en la ciudad creen que tienen la capacidad y hasta la obligación de ayudar -o más bien guiar- a los pobres pueblerinos a su futuro. En contraposición cómo los habitantes de los pueblos en muchas ocasiones sienten que no pueden o que no tienen las condiciones para realizar alguna tarea o para tomar decisiones importantes se vuelven dependientes de la ciudad. No obstante también he notado que por esta misma dependencia existe cierto rencor a las urbes y a las personas que vienen de ahí puesto que se sienten ignorados ante sus necesidades.

Esta dinámica creada entre estos dos ámbitos es consecuencia de la centralización de los poderes y las instituciones en las urbes lo cual implica necesariamente obligatoriamente la dependencia de las periferias a los centros, esto forma parte de una estructura intrínseca de los Estados-Naciones modernos.

Aún así me he dado cuenta de cómo los pueblos y los campos a partir de esta cierta autonomía que les brinda el hecho de estar lejos en cierta medida invisibilizado de las hurdes ha sabido resolver buscar medidas y herramientas para solventar sus conflictos y problematicas.

A partir de la situación económica y política que está viviendo el país en estos momentos esto se ha hecho cada vez más tangible. mientras en las urbes la dependencia al estado es tan grande por lo cual viven en una burbuja de cristal puesto que siempre antes de buscar una alternativa para la solución de un problema lo que hacen es llorar hasta que le dé a su chupeta. Sin embargo los pueblos las periferias al darse cuenta que sus necesidades no están siendo solventadas que no pueden seguir esperando por la red por una respuesta efectiva del Estado deciden crear alternativas a sus propias situaciones para esto fue a veces y no van y en otras ocasiones recurren a saberes tradicionales qué ha sido mantenidos gracias a la que todavía las generaciones que no dependía tanto de la tecnología todavía siguen con vida y han podido transmitir estos conocimientos lo que le ha permitido a las generaciones actuales poder retomarlas.

A pesar de que yo observó un gran potencial al hecho de poder utilizar nuestras capacidades creativas para solventar nuestros conflictos sin tener que depender del estado o el gobierno de turno en el interior se siente emociones contrarias a las mías.

El desprecio que se tenía hacia las urbes más que minimizar se lo que haces expandirse puesto que consideran a sus habitantes como privilegiados Y eso crea el sentimiento hacia ellos

no voy a negar que bien entiendo este sentimiento puesto que aún ando en movimiento entre ambos espacios y afectivamente noto como en la ciudad las personas se quejan más y resuelven menos. Siempre están desviviendose por todos los problemas que presentan su cotidianidad sin hacer ningún esfuerzo de empatía con las personas que viven en el interior que sufren muchísimo más pero en vez de echarse a morir buscan solucionar.

Estos momentos de crisis me ha enseñado que el estado moderno no se da abasto a las necesidades que se viven dentro de su territorio. Es por esto que es necesario buscar usurpar sus ámbitos de influencia para así poder buscar alternativas a nuestros problemas.

Por eso digo firmemente hay que salir de la ciudad hay que conocer otros espacios un profesor de universidad siempre nos hace hincapié de que como antropólogos y antropólogas debíamos convivir con otras culturas distintas a las nuestras para poder vivir en carne propia lo que uno promulga como diversidad. Si bien no estoy conviviendo con una cultura completamente distinta a la mía En definitiva me ha enseñado como dentro de un mismo territorio los grupos y sus modos de convivencia pueden variar enormemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .